Si hay algo por lo que está destacando la edición de 2017 del Salón del Automóvil de Ginebra, es por los deportivos. Ya hemos visto el Ferrari 812 Superfast que estará presenten en Ginebra junto a coches como el Audi RS1 y el RS3 Sportback, el llamativo Italdesign V10 Sportcar, el Lamborghini Huracán Performante y, entre otros muchos, nuestro protagonista, el nuevo Ford Fiesta ST.

Se trata de la versión más potente y deportiva de la gama, un modelo bastante respetado por los medios especializados con muy buenas críticas, así que la llegada de esta renovación se postula interesante e importante, más aún cuando esconde cosas originales aunque un poco a contracorriente. Algo parecido a lo que hizo SEAT con el Ibiza Cupra 1.4 TSi de 180 CV, pero cuando esa idea empieza a dejar de ser interesante.

Ford es uno de los fabricantes que más han apostado por el ‘downsizing’ desde que se comenzó a explotar el concepto para reducir los consumos y las emisiones, así nacieron los propulsores de la familia EcoBoost, todos de baja cilindrada, turbo y con varios sistemas diseñados y desarrollados para no perder prestaciones, con los V6 turbo de 3,5 litros de los F150 Raptor y del brutal Ford GT como máximos exponentes, donde supera los 650 CV en el último modelo.

Ford Fiesta ST 200 CV

No obstante, el ‘downsizing’ comienza su declive en favor de motores de mayor cilindrada y que, paradójicamente, tendrán mejores niveles de emisiones pues la actual normativa de emisiones favorecía estos motores pequeños en las pruebas de homologación. Pero antes de que lleguemos a eso, Ford exprime por última vez, o al menos por penúltima vez, el concepto ‘downsizing’ con el nuevo Fiesta ST. Bajo el capó del nuevo Fiesta ST se encuentra un propulsor de tres cilindros, 1.500 centímetros cúbicos, turbo, inyección directa e indirecta que rinde 200 CV y 290 Nm de par.

Las dudas sobre la idoneidad de un motor de tres cilindros para un deportivo no han tardado en llegar, con críticas sobre el posible sonido, sobre el tacto y la respuesta del motor, sobre su fuerza a bajo régimen y todas las pegas que han ido teniendo los motores basados en este concepto de bajar la cilindrada para superar la normativa de emisiones la cual, curiosamente, tiene los días contados y cuando desaparezca, es más que posible que desaparezcan estos motores pequeños (ya lo están haciendo). Independientemente de eso, Ford ha incorporado mucha tecnología para que las posibles pegas pasen a un segundo plano.

Por ejemplo, el bloque está construido íntegramente en aluminio e incorpora el colector de escape integrado para reducir el trayecto de los gases de escape hacia el turbo. Junto al doble sistema de inyección antes mencionado, el nuevo Ford Fiesta ST incorpora una distribución variable de las válvulas y un sistema de desactivación selectiva de los cilindros que desactiva uno de los tres cilindros según condiciones de de circulación (tarda 14 milisegundos en reactivar dicho cilindro), dejando que el motor trabaje únicamente con dos cilindros.

Ford Fiesta ST

Es interesante, no podemos negarlo aunque el orden de encendido y lo desequilibrado de un tres cilindros siempre estarán presentes, con un sonido tirando a feo, un ralentí irregular y un tacto un tanto tosco, aunque el EcoBoost de 1.000 centímetros cúbicos, tres cilindros y 125 CV es bastante suave en su funcionamiento. Ford anuncia un 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y unas emisiones de CO2 de 114 gramos por kilómetro, con lo que consigue estar exento del impuesto de matriculación en España, algo que será con toda seguridad un auténtico filón de ventas.

Otro de los apartados que estrena el nuevo Fiesta ST son los modos de conducción con tres programas a elegir; normal, sport y track, nombres que dejan bastante claro su objetivo. Actúan, como viene siendo normal en los sistemas de este tipo sobre la respuesta del motor, la dureza de la dirección, el grado de intervención del control de estabilidad y el sonido del escape. Cuando más deportivo sea el modo elegido, más directo y racing se vuelve el comportamiento del Fiesta ST y además, más permisivo se vuelve el control de estabilidad hasta llegar a desconectarse en el modo track.

Evidentemente, los cambios también afecta al habitáculo, con nuevos asientos Recaro, volante de tres radios específico, el sistema multimedia SYNC3, navegador, equipo de sonido Bang and Olufsen Play Sound System y por supuesto, entre otras muchas cosas, Android Auto y Apple CarPlay para la conectividad de los teléfonos móviles.

Nuevo Fiesta con 200 CV

Habrá quien esté pensando que no es un RS, que los ST son meros ‘juguetes’, pero el Ford Fiesta nunca ha tenido una versión RS aunque se lleva tiempo hablando de ello en internet. Algo común desde que internet ha tomado tantísimo peso para todo, es que los rumores, las especulaciones o directamente, las invenciones de unos cuantos, tienen un ‘caldo de cultivo’ super propicio..

El Ford Fiesta RS lleva teniendo ‘luz verde’ desde, como poco, el año 2008, cuando la publicación holandesa Autoweek afirmaba que fuentes de Ford habían confirmado el desarrollo y la llegada a producción de un Fiesta RS. Luego, en 2015 fue AutoBild quien dijo que el Fiesta RS tendría 250 CV, tracción total y que llegaría para el 40 aniversario del modelo que fue en 2016. ¿Habéis visto un Fiesta RS? Nosotros desde luego que no hemos visto nada. Pero es que ni siquiera hemos visto el RS que supuestamente, algunos medios habían cazado durante las pruebas con carrocería camuflada también en 2015 y que ahora con perspectiva, seguramente fueran las unidades de desarrollo del nuevo Fiesta que se presentó hace poco y cuya gama, incluye este nuevo Ford Fiesta ST de tres cilindros.

Lo que no han faltado son las recreaciones digitales por parte de los típicos diseñadores ‘independientes’ que tanto dan que hablar en redes sociales, como X-Tomi Design, quien firma el Fiesta RS que puedes ver entre estas líneas. También hay que mencionar, aunque sea de pasada, la página Auto-moto.com, quienes afirman que el Fiesta RS llegará en 2019.

Ford Fiesta RS

Por ahora, y más que seguro, para ‘siempre’, lo más deportivo del Fiesta tiene un motor de tres cilindros, turbo, doble sistema de inyección, 200 CV y 290 Nm de par y se llama Ford Fiesta ST…

 

Javi Martín

 

Fuente: Coches de Hoy